CEAMAR

CENTRO PERMANENTE DE ARBITRAJE MARÍTIMO DEL I.I.D.M.

El recurso al juicio de árbitros como fórmula alternativa de resolución de las controversias surgidas en los negocios marítimos internacionales ha demostrado ser, un sistema útil y eficaz para hacer compatible la administración de justicia con la pervivencia del comercio marítimo.

Es por ello que, a lo largo de la geografía universal existen decenas de centros arbitrales comerciales y varios centros especializados en el arbitraje de cuestiones marítimas, que día a día están haciendo justicia dirimiendo los conflictos que las partes les encomiendan, y, con sus reiteradas decisiones están creando una verdadera jurisprudencia arbitral que configura una nueva lex mercatoria internacional,

A diferencia de los foros de tradición comercial como Londres, New York, París, Hamburgo, Hong Kong, Singapore, etc. el uso generalizado del arbitraje comercial en Iberoamérica no ha sido frecuente, a pesar de que la institución arbitral se encuentra incorporada en nuestras legislaciones. Salvo excepciones, no existen en los países iberoamericanos tribunales arbitrales permanentes dedicados a resolver los litigios marítimos. Nuestros comerciantes acuden pocas veces al arbitraje en el seno de nuestro ámbito cultural y, por el contrario, por voluntad y por inercia un pasado aún reciente someten sus controversias a árbitros en Londres o New York, de forma destacada, por medio de compromisos contractuales.

En 1958 se suscribió la Convención sobre el Reconocimiento y Ejecución de las Sentencias Arbitrales Extranjeras de Nueva York, realizada gracias al esfuerzo de las Naciones Unidas, y que ha sido ratificada por un considerable número de Estados. Con respecto a nuestra región, es de resaltar las dos Convenciones Interamericanas sobre la materia: La Convención Interamericana sobre Arbitraje Comercial Internacional, aprobada por la Primera Conferencia Especializada sobre Derecho Internacional Privado (CIDIP-I), aprobada en Panamá el 30 de Enero de 1975, y la Convención Interamericana sobre Eficacia Extraterritorial de la Sentencias y Laudos Arbitrales Extranjeros, suscrita en Montevideo, Uruguay, el día 8 de Mayo de 1979. Estas dos Convenciones ratificadas en nuestro Hemisferio son un aliciente para el establecimiento de un sistema arbitral propio, y el cual es necesario aprovechar.

También debe destacarse la labor de unificación que en la materia ha cumplido la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (UNCITRAL ó CNUDMI) con la elaboración de la Ley Modelo sobre Arbitraje Comercial Internacional, aprobada el 21 de junio de 1985, cuyo texto ha sido incorporado por algunas legislaciones iberoamericanas.

En consecuencia, tenemos en Hispanoamérica una misión definida que cumplir en esa coyuntura, y es la de promover y celebrar – como medios alternativos – arbitrajes marítimos en el mundo de nuestra región.

Desde la constitución del IIDM se integró como una de sus comisiones, la de arbitraje. La primera actividad, que se propuso esta comisión, fue la de hacer un estudio comparado del arbitraje en la región, en el cual se concluyó para entonces, que solo en España se registraba un completo equipamiento legislativo y la existencia de instituciones tanto de arbitraje comercial como de arbitraje marítimo, por lo que resultaba difícil, en muchos de nuestros países, que se aminorara o sacara su dependencia total de los foros marítimos tradicionales (Londres y Nueva York).

En la reunión de la Asamblea del IIDM celebrada en Junio de 1991 en Palma de Mallorca, se acordó la creación del CENTRO PERMANENTE DE ARBITRAJE MARíTIMO (CEAMAR), cuya sede actual es en Montevideo, República Oriental del Uruguay.

El CEAMAR tiene una misión definida que cumplir, y es la de promover, asesorar, organizar y celebrar arbitrajes marítimos en el mundo iberoamericano.

El CEAMAR ha sido bienvenido como fuerza motriz para el uso del arbitraje marítimo en el amplio marco territorial al que se proyecta el instituto, no pretendiendo entrar en colisión ni competencia con los centros o tribunales arbitrales ya existentes en algunos de nuestros países, por cuanto habrá de buscarse la colaboración más completa con los mismos y aportándoles una referencia supranacional de consolidación y apoyo al arbitraje marítimo entre todos los que hablamos las lenguas hispana y lusa y compartimos la misma cultura e historia jurídica.

El reglamento de arbitraje del CEAMAR trae normas claras de procedimiento y para la constitución del Tribunal Arbitral y para la designación de los árbitros, lo cual recaerá en el CEAMAR cuando así lo dispongan las partes o no se pongan de acuerdo en la designación del tercer o único árbitro.

A los fines de dar una completa información sobre el CEAMAR, ustedes pueden consultar a través de la dirección que se detalla a continuación, el Reglamento de dicho Centro, con su Cláusula Arbitral, la Convención de Nueva York sobre Reconocimiento de las Sentencias Arbitrales de 1958 y la Ley Modelo de la CNUDMI sobre Arbitraje Comercial Internacional, así como lista de árbitros.

Para mayor información, por favor dirigir sus comentarios  al  correo del Instituto Iberoamericano de Derecho Marítimo: info@iidmaritimo.org